[Especial] Mac Mini, el mejor reproductor de salón

Desempaquetando el Mac Mini

Como un niño con zapatos nuevos:

Diseño del Mac Mini 2010

Cabe señalar que el Mac Mini integra la fuente de alimentación en su interior, todo un logro de ingeniería, suprimiendo ese incómodo adaptador de corriente tipo ladrillo, que lastra la mayoría de mini-PCs y portátiles. Además, su diseño «unibody» (una sola pieza de aluminio) le otorga un aspecto elegante y robusto.

En esta foto de arriba podéis ver su tamaño en comparación con un disco de 2.5» . Nada que envidiar a mediacenters como el Western Digital Elements. Sus medidas son realmente extraordinarias.

Teniendo en cuenta la cantidad de elementos que Apple ha tenido que encajar en tan poco espacio, incluída la fuente de alimentación, uno espera que el Mac Mini pese como plomo derretido, pero lo cierto es que sorprende al cogerlo; pesa poco más de 1 Kg y es fácilmente transportable.

Su parte trasera también sorprende por la cantidad de puertos disponibles: Ethernet, Firewire, HDMI 1.3, Mini Display, USB (x4), lector de tarjetas SD, salida para auriculares y entrada de línea. ¿Se puede pedir más en menos espacio? Se puede: El botón de encendido activa el Stand by (estado de suspensión) si lo pulsamos suavemente, y en el frontal incorpora un lector de DVD. ¿Cómo han conseguido meter todo eso ahí? ¡Parece magia!

En definitiva, un primer vistazo al aparato nos deja bien claro que los de Cupertino siguen siendo líderes en miniaturización de hardware, pues a día de hoy no existe ningún barebone o mini-PC que ofrezca las mismas prestaciones con menor peso o tamaño.

Los que parecen iguales, no son iguales, porque integran Intel Atom, una procesador de menor potencia, y llevan un adaptador de corriente externa, así que no os dejéis engañar por las apariencias. El Mac Mini es el ordenador de sobremesa más pequeño del mundo.

Consumo energético

¿Miente Apple cuando afirma que este es el ordenador de mayor eficiencia energética en su gama? Lo hemos conectado a un medidor de vatios y aquí te mostramos los (alucinantes) resultados.

En suspensión: 0 W. Sin consumo medible.
En escritorio: 8 W. Si no estamos haciendo nada.
Navegando por Internet: 10 W. Casi de risa.
Viendo un archivo HD: 18 W. De nuevo, una cifra bajísima.

Según Apple, el consumo máximo está en los 85W, pero imaginamos que eso será ejecutando videojuegos, usando la unidad DVD y copiando archivos simultáneamente, porque nosotros no hemos conseguido pasar de los 30 W ni queriendo.

Para que tengamos una idea de lo espectacularmente bajo que es su consumo, pensemos que la XBOX 360 supera de larguísimo los 140 W, y algunos televisores de gran diagonal pueden perfectamente sobrepasar los 300 W, por lo que el Mac Mini es el compañero perfecto para aquellos que quieran apurar hasta el último céntimo de su factura eléctrica.

Dicho de otra forma: viendo una peli en alta definición, el Mac Mini consume la cuarta parte de una bombilla. Y si eres de los que deja el ordenador todo el día encendido, estarás encantado con este pequeñín.

Nivel sonoro

No hay mucho que decir en este apartado, pues a no ser que estemos usando la unidad de DVD, el Mac Mini no emite ningún ruido, más allá de los «clics» del disco duro en momentos puntuales. Si estamos reproduciendo contenidos de un disco externo, el ruido que más os puede llegar a molestar será el de vuestra propia respiración.

Índice de contenidos:

Página 1: ¿Mediacenter o HTPC?
Página 2: Unboxing, diseño y características del Mac Mini
Página 3: Controles y conexión del Mac Mini
Página 4: Accesorios y conclusiones

4 pensamientos en “[Especial] Mac Mini, el mejor reproductor de salón

  1. Pingback: Mac Mini: ¿El mejor reproductor multimedia?

  2. Pingback: [Dos en un garaje] ¿Qué necesita el Apple TV para ser perfecto? | Apple Adictos

  3. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *