[Dos en un garaje Especial] iCloud o Castle: nombres, características y deseos para la próxima nube de Apple

  • El futuro es la nube

Sí, es una frase que se suele repetir cada poco tiempo (y cada vez menos), pero es así. La era digital ha pasado por diferentes épocas y fases, y quizás, estemos entre una de las más importantes de toda la historia. En muy poco tiempo, hemos pasado de grabar discos y DVD, a hacerlo en llaves USB, y ahora, dentro de unos meses, nos olvidaremos de ello y sincronizaremos y transferiremos archivos y contenidos desde la nube. Hoy en día, cada vez más, vivimos volcados en internet. Toda nuestra vida laboral y de ocio, se centra en la red. La aparición de los servicios basados en la nube de internet no es solo una opción más a considerar: dentro de poco será la opción predominante. Al igual que estamos seguros de que los discos duros no desaparecerán de nuestros ordenadores y dispositivos multimedia, si creemos que la tendencia a la superación y acumulación de espacio en dichos equipos, decrecerá en los próximos años. Las redes sociales, como Facebook o Tuenti, han conseguido que la famosa frase «pásame las fotos», pase, valga la redundancia, a mejor vida. Todo se cuelga, se disfruta y se comparte gracias a internet. Y ese concepto, es el que determinará el absoluto triunfo de esta acumulación de servicios en la nube por parte de Apple. Teniendo a su vez, la tendencia del mercado digital a la portabilidad (los portátiles están superando en ventas a los ordenadores de sobremesa, y las tablets son el siguiente eslabón evolutivo y comercial), creemos que no hay dudas acerca de la importancia de la idea de Apple.

Es vital posicionarse en un mercado feroz, donde las opciones se multiplican cada día. Los hábitos de consumo, trabajo y diversión cambian, teniendo cada vez más en cuenta la presencia, la facilidad y la accesibilidad. Siempre alrededor de internet. Apple lo sabe. Y como ha demostrado en su historia más reciente, suelen dar el paso vital cuando el mercado y el sistema está a punto de cambiar. Cuando es realmente fehaciente de que algo se mueve. Lo demostró con el iMac. Lo demostró con iLife. Con el iPhone e iOS. Lo demostró con el reciente iPad. ¿Alguien duda de que lo volverá a hacer?

Alberto González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *