[Dos en un garaje Especial] iCloud o Castle: nombres, características y deseos para la próxima nube de Apple

  • La nube y Apple

La mayor parte de vosotros, quizás no conoce lo que es «la nube». Es un término muy empleado últimamente, posiblemente hasta demasiado, y que parece que va a tener una presencia colosal en los próximos años. ¿Qué es la nube? La nube es la siguiente revolución en la administración y catalogación de los archivos audiovisuales y personales de todos los usuarios con disponibilidad de conexión a internet. La nube promete entrar en los móviles, ordenadores y sistemas de cine en casa en los próximos años con una fuerza casi inusitada en la revolución digital que hemos estado viviendo en las décadas pasadas. Es un cambio a gran nivel, y hasta ahora, solo hemos estado percibiendo pequeñas pinceladas, de un lado y otro, de lo que podríamos disfrutar y vivir en poco tiempo.

La nube es una oportunidad que Apple no piensa dejar atrás. Cuando para muchos era un concepto extraño o poco explotado (eso de alojar archivos personales más allá del disco duro personal de cada uno era casi una idea venida del futuro), Apple descubrió MobileMe. Steve Jobs lo presentó como una revolución (algo bastante habitual en su vocabulario), ya que permitía, por primera vez en la historia, la posibilidad de subir nuestras fotos, canciones o vídeos personales a internet a un servidor propio y seguro, donde tendríamos todo el contenido que quisiéramos, accediendo a todo ello, sin necesidad de estar pendientes de la capacidad de nuestro disco duro. Aunque la base del sistema era parecida al antiguo dominio .Mac (que Apple reconoció haber maltratado en ciertos aspectos) MobileMe nos permitía, y de hecho nos permite, sincronizar nuestro PC/Mac con nuestro iPad o iPhone gracias a internet. El servicio de subscripción de MobileMe aglutina varias secciones o categorías diferenciadas según la finalidad de cada una de ellas. MobileMe brinda la oportunidad de subir fotos y crear galerías virtuales con las últimas vacaciones o reuniones de amigos, con una facilidad y una rapidez casi instantánea. También permite que subamos grandes cantidades de archivos (como canciones, documentos o presentaciones, por citar algunas) mediante iDisk, y que, gracias a internet, podamos acceder a ellos desde cualquier iPhone, iPad, PC/Mac sin tener que estar con el pendrive USB de un lado para otro o con engorrosos e incómodos cables. MobileMe se presentó como un servicio muy dinámico y especialmente útil, sobre todo si teníamos que estar trabajando continuamente desde diversos puntos alejados de nuestros ordenadores habituales o si varios integrantes de una familia decidían compartir fotos entre ellos. La posibilidad de sincronizar y compartir nuestras vidas con internet, había nacido. Transferir archivos con cables, tarjetas o demás conexiones habituales, es algo del pasado. Pero todavía, se puede ir un poco más.

A finales del año pasado, se reveló la posibilidad de que Apple renovase el servicio MobileMe. Apple compró un enorme terreno en Carolina del Norte, donde alojaría cientos de servidores de gran capacidad, y que tendrían como objetivo, ofrecer un espacio casi ilimitado. Miles de servidores, uno detrás de otro, alineados, funcionando las veinticuatro horas del día. La finalidad de este centro de datos aún no está clara, pero es bastante probable que sirviera de base absoluta para este nuevo servicio digital basado en la nube. Quizás hasta para algo más. Y es que la principal estrategia de Apple parece estar tan interrelacionada con sus otros servicios, que más de uno sueña con una iTunes Streaming o con un Netflix, más teniendo en cuenta la aparición de una fuerte competencia en el sector, con pesos pesados en el mercado musical como Spotify o la misma Amazon. Es imposible negar que Apple se volcará de forma especial en iTunes y su música, pero su mercado y su idea global del servicio, va mucho más allá.

MobileMe pretende abrirse a un público que reclama alternativas a servicios algo simples (aunque muy útiles) como Dropbox, que ha triunfado enormemente gracias a la calidad de su sistema y a su versión gratuita. Dropbox ofrece dos vertientes: una gratuita con 2GB de capacidad (ampliables según vayamos repartiendo invitaciones o cumpliendo tiempo registrados en el servicio) y otra de pago, con más capacidad y opciones de sincronización. Y es aquí donde Apple pretende arrojar el resto. MobileMe, actualmente, es un servicio de subscripción. Pagando una cantidad anual (unos 79,90€), podemos disponer de el. Si bien no es una cifra excesivamente alta teniendo en cuenta las posibilidades del sistema en la nube de Cupertino, si es cierto que, dada la cantidad de programas y alternativas existentes alrededor de ellos, gran parte del público pasa soberanamente del sistema. Por ello, una de las bases de la próxima estrategia de Apple en la nube, podría ser la de ofertar algún tipo de servicio gratuito, de funcionalidad limitada, para arrastrar toda la clientela posible. Así, el cliente que quisiera ampliar espacio, opciones o configuraciones extra, podría desembolsar una cantidad mensual o anual, para disponer de una versión más completa. ¿Cómo afectará esto a los clientes? ¿Los dividirá? No, al menos al principio. CNET, medio experto en este tipo de situaciones, habría previsto que Apple estaría dispuesta a mostrar todas las prestaciones del servicio a modo de prueba, para así pasar, posteriormente (para aquellos usuarios que así quieran) a la versión completa de pago.

Pero, ¿cómo se llamaría dicho servicio? ¿Qué posibilidades tendría? ¿Qué puesto ocupará en los próximos Mac OS X Lion e iOS 5?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *