¿Cuánto cuesta tener encendido mi Mac?

A la hora de adquirir un equipo nuevo, solemos fijarnos en aspectos tan evidentes como el tamaño de la pantalla, la cantidad de «gigas» de memoria, el espacio en disco, la tarjeta gráfica, el aspecto exterior o el precio (sobretodo el precio).

Sin embargo, casi siempre nos olvidamos de que el consumo energético produce un coste acumulado a lo largo del tiempo, que en muchos casos puede elevar enormemente la factura eléctrica, y por tanto, encarecer un producto aparentemente económico.

En este artículo os presentamos tablas comparativas en las ponemos todo en euros, para que veáis las enormes diferencias de consumo eléctrico que pueden darse entre diferentes modelos de ordenador, y comprobéis hasta qué punto es cierto eso de que las máquinas de Steve Jobs respetan el medio ambiente.

Seguro que algunos datos os servirán para saber si la culpa de que la factura eléctrica venga «bien gorda» es de la nevera, del aire acondicionado o… del iMac.

Consumo Mini-PCs:

En esta tabla hemos comparado dos Mini-PCs de gama similar, el Mac Mini 2010 con el HP Compaq 800 Elite, ambos de características y potencia equiparables.

Fijaos que los dos pueden presumir de un consumo eléctrico despreciable, y su impacto sobre la factura de la luz tan sólo puede apreciarse en largos períodos de tiempo. Estos equipos son idóneos para quienes quieran ver películas en el salón o tener un servidor de ficheros.

En el caso del Compaq, un mes entero encendido apenas ocasionará un gasto de 4 euros, mientras que el Mac Mini 2010 es un prodigio de la ingeniería, quedando por debajo de los 3 euros mensuales.

¿Qué pasaría si tuviéramos el Mac Mini todo el año enchufado? Pues que acumularíamos un gasto eléctrico de 30 euros aproximadamente, frente a los 50 euros que costaría mantener el Compaq 24/7 los 365 días, o los 100 euros que ocasionaría un PC de sobremesa de gama alta.

En este caso Apple ha conseguido algo inaudito con el Mac Mini: integrar la potencia de un sobremesa con el consumo energético de un Mini-PC. Si queréis ahorrar un buen dinero en electricidad, esta es vuestra mejor apuesta. Las aplicaciones pueden ser innumerables, y todas ellas asociadas a un largo período de encendido: de servidor multimedia para la red doméstica, para descargar archivos de Internet, para almacenar datos en una red corporativa…

Lógicamente, estos PCs no llevan monitor, por lo que habrá que considerar también la pantalla que usemos para acompañarlo y las horas que permanezca encendida.

Valoración energética Mac Mini: 10/10
Valoración energética Compaq 8000 Elite: 9/10

Consumo PCs integrados de gran pantalla:

En esta otra tabla cubrimos la gama de equipos integrados en la carcasa de una gran pantalla, como el iMac o el HP TouchSmart 600. Curiosamente, en estos PCs el mayor consumo eléctrico viene dado por la enorme diagonal del panel de visualización.

Como veis, la pantalla del iMac de 27» ocasiona un gasto eléctrico mucho mayor que la del propio hardware, a pesar de usar tecnología LED. En las dos últimas filas de la tabla podéis ver claramente la diferencia: tener el iMac con la pantalla encedida 12 horas todo el mes, lo que equivaldría a un uso «de oficina» estándar, acumula un coste de 12 euros aproximadamente, mientras que tenerlo con la pantalla apagada 24 horas (haciendo de servidor, por ejemplo) apenas alcanza los 8 euros.

Si comparamos diagonales menores, podemos enfrentar al HP TouchSmart 600 de 23» con el iMac de 21.5», y en este caso sale perdiendo el iMac por pocos euros, a pesar de tener menor diagonal. ¿Es por tanto el iMac un PC realmente «verde»? Sí y no. Depende del uso que le demos. Si nos limitamos a labores ofimáticas y a navegar por Internet entre 8 y 10 horas diarias, el iMac de 21.5» no debería acarrearnos un gasto mayor de 70 euros anuales, y eso es en el peor de los casos, puesto que en numerosas ocasiones el equipo entrará en suspensión, disminuyendo el consumo a menos de 1 vatio.

No obstante, mucho cuidado antes de pensar que el iMac de 27» es el patito feo del consumo eléctrico, puesto que su pantalla de 27» es única en su especie, y no podemos encontrar ninguna alternativa que ofrezca la misma calidad, brillo, contraste ni integración.

Lo cierto es que si cambiamos el iMac de 27» por alguno de los infinitos modelos de equipos PC existentes en el mercado «de sobremesa» (el clásico torre + monitor), los consumos eléctricos no difieren en exceso. Y en el caso del modelo de 21.5» están incluso por debajo de la media.

Por eso, hay que tener en cuenta el uso que le vamos a dar al equipo antes de tomar la importante decisión de desembolsar una gran cantidad de euros. Sin embargo, si lo que queremos es una pantalla grande, de calidad, integrada con un equipo silencioso y potente, el iMac no abultará la factura eléctrica más de unos 15 euros al mes (como máximo), y un uso moderado apenas la engrosará 10 euros, teniendo en cuenta que nadie está delante de la pantalla tantas horas los siete días de la semana. Lo normal en oficina es ocho horas diarias, cinco días a la semana. Y aún menos para ocio en casa, aunque en este caso un uso intensivo de la tarjeta gráfica (con videojuegos, por ejemplo) puede elevar sustancialmente el consumo eléctrico medio.

Valoración energética HP TouchSmart 600 de 23»: 8/10
Valoración energética iMac 21.5»: 7/10
Valoración energética iMac 27»: 7/10

Cifras de referencia:

Para que tengamos una referencia de consumo, hemos medido el coste de otros aparatos electrónicos domésticos:

Televisor Sony KDL-55NX810 (TV LED 55»):
– 3 horas encendido de media al año: 35 euros
– 4 horas encendido de media al año: 46 euros

Televisor Sony KDL-46NX710 (TV LED 46»):
– 3 horas encendido de media al año: 28 euros
– 4 horas encendido de media al año: 37 euros

Televisor Sony KDL-46W4500 (TV LCD 46»):
– 3 horas encendido de media al año: 51 euros
– 4 horas encendido de media al año: 68 euros

Proyector BenQ W5000 (1080p DLP):
– 3 horas encendido de media al año: 73 euros
– 4 horas encendido de media al año: 100 euros

Como podéis ver, el cambio de tecnología de LCD a LED supone un ahorro espectacular en grandes diagonales, reduciendo el consumo eléctrico a prácticamente la mitad. Si mantenemos el televisor durante muchos años acumularemos un ahorro relevante. Sin embargo, en este caso, a no ser que la TV esté en un expositor encendida muchísimas horas, el factor de decisión deberá centrarse más en sus características técnicas (diagonal, conexiones, calidad de imagen, filtros, etc), pues los modelos LED más modernos duplican el precio de los antiguos LCD estándar, ya de saldo, con lo que el ahorro energético no llega para compensar el sobreprecio.

En el caso del videoproyector de alta definición, su uso intensivo sí produce un impacto visible en la factura eléctrica, pero -de nuevo- estamos ante un caso muy específico, pues permite diagonales impensables en cualquier televisor LED.

La nota interesante:

Para confeccionar este artículo hemos estado tomando lecturas del enchufe con un medidor de vatios, no nos hemos basado sólamente en las cifras que dan los propios fabricantes, y de ello extraemos varias anécdotas curiosas:

El primer dato interesante: Apple no miente en sus especificaciones. Las medidas en diferentes usos de los equipos encajan con las que ofrecen en las hojas de sus manuales.

El segundo dato interesante: Midiendo el consumo en StandBy de los aparatos que tengo en el salón (un televisor Sony de 46», la XBOX 360 Elite y un receptor 5.1 Yamaha), el medidor de vatios ofrece una lectura de 20 vatios. ¡¡20 vatios!! Eso es como tener una o dos bombillas de bajo consumo encendidas de forma permanente.

De este segundo dato deducimos algo que todo el mundo repite, pero que no por ello es menos cierto: hay que apagar los equipos por completo, usando un interruptor general, para que el StandBy no acumule un gasto eléctrico importante a la larga.

El tercer dato interesante: El StandBy de los ordenadores de Apple es tan solo de 1 vatio, y por ello no es necesario ni cómodo desenchufarlos de la corriente cada vez que vamos a dejar de usarlos.

En ese sentido, y considerando que Apple se preocupa por fabricar sus productos con materiales no contaminantes, podemos asegurar que realmente es una empresa «verde».

La contrapartida la tenemos en videoconsolas como la XBOX 360 o PlayStation 3, cuyo consumo a pleno rendimiento es escandaloso, y ha quedado obsoleto en términos de eficiencia energética.

Queríamos añadir también los consumos eléctricos de los MacBook Pro y Air, un terreno en el que Apple destruye sistemáticamente a la competencia, pero no nos queda tiempo para más, quizás en una segunda parte.

Recordad: un uso inteligente de la tecnología, y la elección adecuada a la hora de comprar, puede ahorrarnos un buen dinerillo en la factura de la luz, algo esencial en tiempos de crisis como los que corren.

3 pensamientos en “¿Cuánto cuesta tener encendido mi Mac?

  1. Pingback: Apple es un poco más verde y escala puestos en el ranking de empresas de Greenpeace | Apple Adictos

  2. hola, oye un favor, me podrías pasar a mi correo las referencias que utilizaste para poner la potencia de una mac mini y de las diferentes iMac. No encuentro la información de las tablas fuera de tu sitio y me gustaría poder conocer la potencia eléctrica de la Macbook (2009). Creo que buscando en la misma fuente que tu encontraste toda esa información que pusiste en las tablas lo podré hacer. De antemano gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *