TellMe y Siri: Dos formas de entender los sistemas de reconocimiento de voz

En el mundo de la tecnología, hay dos máximas muy importantes: llegar primero, y hacer las cosas mejor que la competencia. Si una de las dos falla, ya puedes ir vendiendo el producto que quieras, que fracasarás en mayor o menor medida. TellMe, de Microsoft, es un sistema de reconocimiento de voz que cumple una de estas premisas, pero que fracasa en la otra. Y es que el agravio comparativo con respecto a Siri, es más que evidente.

Apple llegará antes o después, pero lo cierto, es que sabe lanzar los productos a su debido tiempo. Ya sea por iniciativa propia, o por los movimientos internos del mercado de la electrónica y la informática de consumo, o por su incesante necesidad de demostrar la chispeante inventiva que se respira en Cupertino, Apple cuando lanza un nuevo dispositivo, programa o producto, lo hace siempre un par de pasos por delante de la competencia.

Algo así pasó con el iPad, el iPhone, o ya hablando a nivel de software, Siri. Todos ellos, contaban con predecesores que no terminaban de convencer. ¡Claro que había teléfonos táctiles antes que el iPhone! Pero no convencían a casi nadie. Eran toscos, complicados de entender y poco prácticos. ¡Por supuesto que existían los tablets antes del iPad! Pero nadie los conocía, usaba o compraba. Y obviamente, está claro que el reconocimiento de voz llevaba unos años con nosotros, pero ninguna compañía le había sacado el jugo que le ha acabado exprimiendo Apple a dichos sistemas.

Hace unos días, Craig Mundie, responsable de las estrategias de marketing de Microsoft, resaltó esta máxima en una entrevista para Forbes. En ellas, destacaba el tiempo que llevaba TellMe entre los usuarios de Windows Phone, un sistema de reconocimiento de voz similar a Siri:

“TellMe ha estado presente en Windows Phone 7 desde hace más de un año, con lo que creo que mucha se gente se ha obsesionado demasiado con el anuncio de Apple.”

Lo hemos dicho al principio del artículo. Si golpeas primero, tienes más probabilidades de dejar K.O al rival. Pero, desgraciadamente, y aunque no falte algo de razón en las palabras de Mundle, TellMe, está a un mundo de distancia actualmente del resultado proporcionado por Siri. En el vídeo que tenéis nada más abrir la entrada, podéis comprobar las diferencias existentes entre ambos sistemas. TellMe es una función en esencia idéntica a Siri, pero en la práctica, no es capaz de reconocer los campos a buscar o las palabras concretas. No responde como debería. No es capaz de crear un evento en el calendario, de reproducir una canción en concreto o de enviar un simple mensaje. Siri, en cambio, sí. El vídeo es bastante claro.

Pero, ¿está siendo subestimada Microsoft? Absolutamente. Nadie niega, y mucho menos nosotros, el poder que tiene Apple en estos momentos. Saben adelantarse a la jugada y apostar por elementos y características, que antes no gozaban de la suerte o la popularidad necesaria, pero que aplicándose pueden llegar a tener éxito. Ha pasado con el iPad y está pasando con Siri. ¿Quién apostaba por los tablets como elementos indispensables en el mundo de la informática? Y ahora se repite la misma historia con Siri. Apple ha conseguido llevar a todo el mundo un sistema que antes era promocionado como una característica más, pero que no era utilizado por casi ningún usuario. Apple no ha inventado el control por voz, pero sí lo ha perfeccionado y lo ha hecho accesible. Es obvio que Siri ha propiciado una de las revoluciones internas a nivel de software más importantes de los últimos años. Y eso, la competencia, empezando por Google y continuando por Microsoft, lo saben.

Pero no podemos negar el trabajo de Microsoft. En apenas dos años, en Redmond, han sabido reintentares en muchos aspectos como empresa. Han apostado por dos sistemas operativos, Windows Phone y Windows 8 que rompen con la estética y la usabilidad habitual en los programas de Windows anteriores, y que prometen una nueva era en el entretenimiento doméstico. Xbox 360 y Kinect, parecen opciones que empiezan a brillar con luz propia, y en ambas, el reconocimiento de voz destaca sobremanera.

Es la historia de siempre. Declaraciones, compañías, fanáticos y la historia de “Ya, ya, pero Apple no ha inventado nada” o “Apple nos copió. Tenemos algo parecido desde hace algún tiempo.” En Apple, están bastante acostumbrados al desprestigio, y muchos, están también (por desgracia) bastante acostumbrados a salir cuchillo en mano a la yugular del primero que “se atreve” a criticar algún aspecto en concreto de la compañía de la manzana. Pero lo evidente, es evidente. Y ahí, no hay terreno para la discusión. 

Siri, actualmente, no tiene ningún rival en cuanto a prestaciones en el mercado. El sistema de reconocimiento de voz integrado en el nuevo iPhone 4S, no tiene comparación en ningún teléfono de la competencia. Llegará el día, casi con total seguridad, en el que se presente alguna alternativa, pero de momento, no existe. Apple ha sabido apostar por algo antes que nadie, y eso le ha vuelto a beneficiar. Ha sacado un producto completo, y le ha funcionado. Microsoft debe aceptar, que actualmente no tienen nada remotamente parecido en su sistema operativo móvil. ¿Tendrá la compañía de Windows algo similar a Siri en un futuro? Es la pregunta que deben hacerse. El problema, es que a día de hoy, la respuesta sola la tiene Apple. Y eso, sigue doliendo.

Alberto González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>