Sobre las políticas de privacidad de Apple: Las condiciones de uso de Siri

Proseguimos con los especiales sobre las políticas de privacidad, términos, usos y condiciones, de la empresa de la manzana. Hoy, le toca el turno a Siri, uno de los últimos servicios de Apple en llegar a iOS. ¿Qué nos oculta la seductora voz de Siri?

  • Análisis sobre Términos y Condiciones de Apple, Las condiciones de uso de Siri por Jorge Morell

Siri, el asistente personal de Apple consistente en una inteligencia artificial operada mediante voz, debutó el pasado año con iOS 5 y sobretodo y el iPhone 4S. Además de por la funcionalidad extra que ofrece al teléfono, con el que por ejemplo puede interactuarse de una forma bastante natural para hacer búsquedas, enviar un correo electrónico o consultar el tiempo que hará mañana, ha dado también que hablar por sus ocurrentes respuestas o su intermitente funcionamiento, allí donde está totalmente operativo (en España puede usarse Siri pero no en castellano y con funciones algo limitadas). Ahora bien, no han sido esos los únicos aspectos que han llamado la atención de Siri, siendo otro de ellos un poco más preocupante, el de si la privacidad de un usuario puede verse comprometida al emplearlo.

Para ello nada mejor que analizar las Condiciones de Uso de Siri, disponibles desde el menú en el que puede configurarse el asistente en cualquier dispositivo compatible. Indicar también que las Condiciones de Uso de Siri tienen bastantes conexiones con la Política de Privacidad de Apple, cuyo análisis detallado puede consultarse aquí. La preocupación por la posible invasión de la privacidad que Siri pueda estar ocasionando se deriva del funcionamiento del propio asistente. Es decir, mientras usamos Siri hay toda una serie de información que es enviada a Apple para poder así operar el servicio. ¿Y en qué consiste “enviar a Apple”? Pues significa hacer llegar a los servidores de Apple (¿en EE.UU?, es algo que no se indica) el audio con nuestra voz y consulta tal cuál se ha realizado (sonido ambiente inclusive). Es decir, Siri no graba internamente en el dispositivo la consulta, la pasa a texto y envía ese texto a Apple para que se dé la respuesta. No, Siri nunca almacena nada en el dispositivo y el audio que capta, la voz del usuario principalmente, es enviada tal cual y directamente a los servidores de Apple para que estos la traten y devuelvan una respuesta. Lo que quiere decir que Apple tiene en sus servidores a la voz de todo usuario de Siri. ¿Es eso preocupante?

Bueno, aunque no hay todavía una opinión completamente definitiva, se entiende que normalmente la voz de una persona es un dato de carácter personal al igual que lo es su número de DNI, su nombre y apellidos o su correo electrónico. Si la voz va acompañada de otros datos de carácter personal de ese usuario, algo de lo que Apple dispone por toda la información que recopila a través del uso de sus servicios y productos, sí que ya es muy posible afirmar que Siri no es un simple asistente que nos ayuda en nuestro día a día, sino que también es una fuente importante de datos personales para Apple, y de uno que no puede obtener de cualquier otra forma, nuestra voz.

Por si hubiera dudas de que Siri es una destacada fuente de datos para Apple, sus Condiciones de Uso nos indican que además de la voz capta otra información, como son la agenda de contactos del dispositivo y las relaciones que pudiera haber entre ellos (si alguien es hermano, padre o abuelo de otro), los nombres de las canciones de nuestra colección y, si está activado, la localización geográfica desde la que se hace la consulta. Quizá la parte positiva de esta recopilación de datos es que la información recogida vía Siri al parecer va en una base de datos estanca y al margen del resto de datos que Apple capta a través de sus otros servicios o productos. Lo que querría decir que la información nuestra que Apple tiene gracias a por ejemplo el Apple ID, no entra en contacto con la información captada por Siri. Lo que favorece que no se cree un perfil hiper detallado de nosotros.

Entonces, Siri es útil, es bastante “inteligente” pero es una fuente muy especial de datos personales para Apple, ¿podemos pasar de ella? Pues sí, según sus Condiciones de Uso podemos restringir su empleo, pero lo más importante es que podemos desactivarla, y entonces Apple elimina los datos del usuario y los datos de voz recientes (aunque no nos dicen qué significa “reciente”). Ahora bien, Apple puede conservar durante un tiempo (que tampoco nos indican) los datos de voz antiguos (tampoco nos dicen que debe entenderse por “antiguo”) para así poder mejorar sus servicios y productos. Pero como hemos dicho antes, todo ello sin llegar a asociar dichos datos con el propio usuario.Una curiosidad más, los datos de voz antiguos que Apple puede quedarse por tiempo no determinado pueden incluir transcripciones de lo dicho. ¿Le sorprende ahora a alguien que IBM haya prohibido el uso de Siri en sus instalaciones? Podría ser un potencial y peligroso foco de filtraciones e incluso espionaje industrial.

  • Conclusiones 

En conclusión, Siri como servicio es muy interesante e innovador, pero ojo con el empleo que le damos y sobretodo, seamos conscientes de qué implica usarlo. Un uso intenso de Siri puede estar proporcionando a Apple un perfil nuestro muy, pero que muy preciso, desde nuestro nivel de estudios, pasando por nuestra capacidad económica y acabando por la forma en la que hablamos.

See you soon, Siri? ;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>