Nuevos iMac: el sobremesa de Apple es ahora más potente y fino que nunca

Ayer, durante la presentación en sociedad del nuevo miembro de la familia iPad, el iPad mini, Apple aprovechó para descubrir el renovado diseño de la gama iMac, que ahora, es más fina y potente que nunca.

Una de las sorpresas de la tarde de ayer, fue el golpe en la mesa de Apple con respecto a los ordenadores de su gama de sobremesa. En Cupertino no solo se conformaron con revisar su arquitectura interna o añadirle características a nivel de software: lo han cambiado por completo, reduciendo al límite el tamaño correspondiente al grosor de la pantalla. Y es que el nuevo iMac es más delgado que nunca -hasta un 80% más fino que la generación anterior-, dejando en evidencia el afán reduccionista de Apple en cuanto a diseño y prestaciones. ¿Cómo han podido lograrlo? Es fácil. Apple ha conseguido fusionar el cristal con la pantalla, logrando un sistema único, más sólido y de una sola pieza. Y no solo eso. Pese a que la pantalla no ofrece resolución retina, sí se han reducido hasta en un 75% los reflejos, algo que agradecerán los que trabajan con este tipo de equipo en situaciones con bastante luminosidad.

Por otra parte, en la manzana tampoco han escatimado en potencia, y es que el nuevo iMac, incluso en la configuración más básica -tanto en 21,5 pulgadas, como en 27-, funciona de forma espectacular, con procesadores i5 de hasta cuatro núcleos a 2,7GHz y 2,9GHz memoria RAM de 8GB -ampliables- y tarjetas gráficas de Nvidia GeForce GT 640M y GeForce GTX 660M. Por si fuera poco, se suben las capacidades de los discos duros -1TB ampliables hasta 3TB- y ahora, gracias a la tecnología Fusion Drive, se pueden combinar con discos  SSD de 128GB, gestionados de forma automática por el sistema y OS X. Se acabo eso de renunciar a la capacidad por ganar en velocidad de lectura.

Como os podéis imaginar, sobre todo debido a la impresionante reducción de grosor, el lector óptico pasa a mejor vida, dejándonos en su lugar, una serie de renovadas conexiones, como USB 3.0, conectividad Bluetooth 4.0, Thunderbolt o el consabido lector de tarjetas SDXC. Por echarle algo en cara, creemos que no hubiera estado de más incluir una salida HDMI. El precio, sobre todo gracias a la decisión de no incluir la pantalla retina en esta primera hornada, es bastante interesante. No barato, pero sí muy interesante. El iMac de 21,5 pulgadas comenzará a venderse el mes que viene a partir de 1.379€ en su configuración básica, mientras que el modelo de 27 lo hará a partir de 1.899€. Una puesta al día del todo-en-uno de Apple que hará que más de uno, nos enamoremos perdidamente -de nuevo- de nuestros escritorios.

Más info: Apple iMac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>