OS X 10.9 Mavericks: Un vistazo al nuevo sistema operativo para ordenadores Mac

Sin título

Si hay algo importante en las conferencias y keynote presentadas y auspiciadas por Apple en verano, es la relevancia que adquiere el software. Si en la presente WWDC 2013 hemos visto a iOS 7 como principal baluarte y atractivo, OS X 10.9, Mavericks, no se queda atrás. 

La historia tiende a experimentar cambios y periodos muy similares entre sí, dándonos a entender, que es bastante probable, que se produzcan ciclos con grandes similitudes entre sí pese a pasar años -incluso siglos- entre unos y otros. Con Apple, como compañía, también puede observarse dicho comportamiento de reiteración y repetición. De auge y caída cíclica. Hace unos años OS X fue el germen de lo que hoy conocemos como iOS, el sistema operativo móvil de Apple -el que da vida a productos como el iPhone o el iPad-. Los de Cupertino lo anunciaron a bombo y platillo, y durante años, OS X fue inspirando -en mayor o menor medida- los cambios acaecidos en iOS.

Por motivos económicos y comerciales -o eso creemos-, Apple fue dejando poco a poco de lado al Mac. Snow Leopard fue la última gran versión del sistema operativo allá por 2009 y todos creíamos que allí, se terminaría la historia. OS X era un sistema operativo difícil de mejorar, con cambios paulatinos casi imperceptibles… Hasta que se cruzó con iOS en su camino. Lion, lanzado en 2011, era la culminación del movimiento Back to the Mac, que pretendía, entre otras cosas relanzar el sistema operativo de sobremesa y portátiles de Apple con la ayuda de iOS. Y decimos con la ayuda de iOS, porque Cupertino, en uno de sus mesiánicos arrebatos de marketing, dejó claro que el sistema operativo del iPhone y el iPad habían inspirado el cambio radical que veríamos en la interfaz.

OS X 10.7, -Lion- era un buen sistema, y traía más y vistosos iconos -al estilo de iOS-, menús idénticos y algún que otro quebradero de cabeza en Mac y ordenadores ligeramente desfasados. Al año, en 2012, vimos como el león se modernizaba, aligeraba y traía más integraciones sociales, nuevos protocolos de seguridad y algún que otro cambio visual. Mountain Lion -versión 10.8 de OS X- se convertía en un sucesor espiritual de Snow Leopard, mostrando un sistema operativo más depurado y completo que su antecesor de la sabana, pero seguía mostrando síntomas de una evidente, y cada vez más profunda, ipadización -cosa que no hizo demasiada gracia a muchos usuarios contentos con sus Mac-.

OS X se ha encaminado -para bien o para mal- hacia una fusión conceptual y física con respecto a iOS. Son dos mundos distintos, pero Apple tiene planes mayores. En su búsqueda de la coherencia, Cupertino quiere un sólo sistema operativo en su haber para dos mercados distintos. Y no son los únicos. Microsoft ha empezado a fusionar sistemas operativos, tanto en tablets como ordenadores personales, pasando por consolas. Windows 8 -¿inspiración oculta no confesable de estos nuevos pasos de Apple?- es la prueba empírica de esta nueva filosofía tecnológica. Habrá que ver si la jugada funciona, pero visto lo visto, parece que no es tan descabellada como creíamos en un principio.

  • OS X Mavericks: caminando hacia el mañana.

OS X Mavericks ha intentado lo imposible: convencer a los más escépticos usuarios de Mac apoyándose en una jugada maestra: buscar de nuevo, al entorno profesional. Mavericks no deja de estar inspirado por iOS -como en su momento, OS X Mountain Lion- pero intenta ir más allá, ofreciendo mejoras internas en el sistema, como la inclusión de pestañas en Finder, soporte para múltiples pantallas y una interesante gestión de energía -ideal para los portátiles con pantalla retina-.

finder_2x

Mavericks, así, vuelve a mirar a los ojos del usuario de OS X. Y este, le devuelve el saludo. Olvidad por un momento que estamos delante de un sistema operativo iOS en pantalla grande. Bueno, al menos olvidad una parte. Maverick sigue siendo un heredero directo del estilo visual de iOS, pero va un paso más allá en funcionalidades y opciones.

Por un lado, tenemos la utilización de pestañas y etiquetas en Finder. Ahora, podemos buscar documentos y navegar por las entrañas de nuestro Mac sin necesidad de tener que hacerlo paulatinamente. Pero vamos más allá. No solo seremos más eficientes, sino que tendremos a nuestra disposición la posibilidad de escribir y adjudicar etiquetas a nuestros archivos y documentos, ya que Spotlight es ahora una parte interna e indivisible del sistema operativo.

multiple_displays_menus_2x

Otro de los cambios más reiterados y suplicados por los profesionales del entorno OS X, era el de la posibilidad de utilizar varias apps a pantalla completa en varias pantallas diferentes e individuales. De esta manera, podemos, por ejemplo, editar un vídeo en Final Cut en nuestro Mac, mientras proyectamos nuestro escritorio en una segunda pantalla o televisión vía HDMI, Thunderbolt o AirPlay. Y quien dice dos, dice tres.

Safari también parece renovarse, contando un motor de renderizado más rápido que el del propio Chrome de Google. Navegar más rápido no será ya una cuestión de cambiar de navegador. Safari corre que se las pela. Y como es normal, amplía sus funciones sociales. Marca de la casa. Apps como Calendario o Centro de Notificaciones, también han sufrido pequeños rediseños, así como iBooks, hasta ahora exclusiva de iOS, que da el salto a OS X.

notifications_interactive_2x

OS X 10.9, incluye una mejora en la seguridad del sistema, incorporando iCloud Keychan, o llavero en la nube. Gracias a ello, gestionaremos mejor nuestros datos, archivos y claves de seguridad en la nube de Apple, para evitar sustos, suplantaciones de identidad o descuidos.

La optimización es otro de los recursos de Mavericks como sistema operativo. Apple ha trabajado en el código de OS X, y lo ha hecho más ligero, borrando de un plumazo muchísimos aspectos secundarios que ralentizaban las máscaras ocultas del sistema, y propiciando así, una mejor gestión de la batería y el consumo. De esta manera, los ordenadores Mac consumirán menos, gastarán menos energía, y en el caso de los portátiles, tendrán una mayor autonomía y vida útil mientras los usamos.

Mavericks -que recibe su nombre por un tipo de ola-, llegará a finales de año a los Mac de medio mundo. Permaneced muy atentos.

Más info: OS X 10.9 Mavericks

Un pensamiento en “OS X 10.9 Mavericks: Un vistazo al nuevo sistema operativo para ordenadores Mac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>