Dropbox rechazó ser comprada por Apple en 2009

El paso del tiempo suele desvelar anécdotas curiosas. La mayoría de ellas, destapan elementos que desconocíamos de las grandes historias tras las compañías. Drew Houston, uno de los fundadores del popular sistema en la nube Dropbox, desvela como Apple y Steve Jobs, intentaron comprar su empresa hace unos años por una cifra de más de nueve dígitos.

Todos conocemos a Dropbox. A día de hoy, es una empresa consolidada (más de 50 millones de usuarios y cerca de 240 millones de dólares en ingresos estimados), con un sistema de almacenamiento y sincronización en la nube realmente fiable, seguro y fácil de usar. De hecho, en cierta manera, se puede decir que gracias a ellos, muchos usuarios han empezado a confiar en las ventajas que se nos ofrecen en la nube. Han popularizado algo que hasta hace bien poco, era prácticamente desconocido. Y eso es muy difícil.

Ahora, con la competencia ofreciendo más capacidades y opciones, y con iCloud recién llegado al ecosistema, Drew Houston, uno de los fundadores de Dropbox, revela en Forbes la curiosa historia de como Apple estuvo a punto de comprar su compañía hace unos años. Corría 2009, y Drew Houston y su compañero Arash Ferdowsi, fueron invitados (por el mismo Steve Jobs) a las oficinas de Apple en Cupertino. Los socios fundadores, estuvieron un buen rato debatiendo la posible adquisición de Apple, hasta que Jobs arrojó una cifra de nueve dígitos sobre la mesa.

La reacción, tanto de Houston, como de Ferdowsi, fue tajante: no querían el dinero. Ambos, argumentaron que querían convertir su por aquél entonces, pequeña empresa, en algo más grande, y creían que de aceptar, acabarían perdiendo la identidad. También explicaron que tenían un producto muy bueno entre manos, y no querían desperdiciarlo. Steve, que sorbía una taza de té, los miró y sonrió, aceptando que desde Apple, tenían intenciones de meterse de lleno en ese mercado.

Steve Jobs continuó hablando de Dropbox, y de lo interesante que les parecía su idea, pero aclaró que la consideraba una característica, y no un producto en si mismo. Lo veía como un sistema de apoyo, y no como un producto independiente. Tras eso, Steve se sinceró con los dos emprendedores, y estuvieron hablando un buen rato de su retorno a Apple, y de como temía y desconfiaba de los inversores.

El resto, como bien sabéis, es historia. Apple, tras el pequeño fracaso que supuso MobileMe, decidió establecer lo que hoy conocemos como iCloud, sistema en la nube que sincroniza nuestras fotos, archivos, calendarios, contactos y documentos, de la manera más sencilla y automática entre nuestros dispositivos. Drew Houston, al día siguiente de la presentación de iCloud, exclamó: “¡Oh, mierda!”, y repartió entre sus trabajadores una misiva en la que destacaban sus valores como empresa, así como sus increíbles ingresos y tasas de crecimiento. Apple acaba de entrar en la nube.

Fuente: Forbes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>